Seleccionar página

Servicios de Mediación

Instituto de Mediación e Inteligencia para el Desarrollo

Desarrollo Cognitivo Poblacional

Cuando se habla de desarrollo cognitivo estamos abordando la pregunta esencial: ¿Qué es la inteligencia? Y, para su desarrollo qué es más importante: la herencia o el ambiente? Según R. Feuerstein existen Factores Endógenos (genéticos y orgánicos) y Factores Exógenos (ambientales y educativos) que combinados con experiencias de aprendizaje mediado pueden lograr el desarrollo cognitivo y la modificabilidad adecuadas para potenciar el cambio.

Significa que la dotación genética con la que nacemos no es fija ni inmutable, sino que puede cambiarse y desarrollarse. ¿Cómo? Cuando la persona es sometida intencionalmente a estímulos del ambiente con experiencias de aprendizaje mediado, sus capacidades se modifican y se desarrolla su inteligencia. “La modificabilidad es la característica que hace de toda persona un ser y una experiencia cambiante. Nada hay más estable que la propia modificabilidad”. R. Feuerstein.

Trabajo en Equipo

Se sabe que los seres humanos somos seres sociales y, por lo tanto, vivimos y nos desarrollamos en comunidad con la participación activa de todas las personas. En toda organización social se requiere de la colaboración de cada uno de sus miembros y a eso se le llama: trabajo en equipo.

Las diferencias individuales cobran relevancia en el trabajo en equipo, similar a la función importante que cumple cada diferente dedo de una mano. Cuando se relaciona el trabajo en equipo, con el Modelo de Mediación para el Desarrollo de la Inteligencia, surgen principios básicos y operativos que potencian su funcionamiento con los conceptos de inteligencia racional y lo afectivo motivacional; las inteligencias múltiples y la inteligencia emocional; los principios de trascendencia y significado en las acciones; la competencia; el control de la conducta; el logro de objetivos; la novedad y el optimismo, entre otros.

Es así como el trabajo en equipo incrementa la motivación y la creatividad, promueve el desarrollo de habilidades sociales para la vida y es altamente valorado en todos los grupos y organizaciones para el logro de sus objetivos.

Mediación de Conflictos Sociales

Cuando se aplica el Modelo de Mediación para el Desarrollo de la Inteligencia, en la resolución de un conflicto es importante tomar en cuenta los antecedentes conocidos que hayan generado diferencias entre las partes involucradas (diversidad sociocultural, género, racismo, xenofobia, celos, etc.). Los adultos mediadores deben conocer bien la situación que generó el conflicto y estar documentados para mediar con argumentos válidos, en defensa de los derechos y deberes, con empatía y una actitud neutral basada en el respeto mutuo, a fin de establecer un clima de confianza que contribuya a la apertura de la mente y corazón de las personas involucradas.

La aspiración es poder llegar a un diálogo constructivo y de consenso sin presiones externas, siendo el objetivo ideal lograr un proceso de mediación ganar-ganar, en donde ambas partes sientan que hubo igualdad de condiciones y oportunidades para exponer sus puntos de vista, que ninguno se sienta ofendido o lesionados sus derechos e intereses.

Dentro del Modelo de Mediación para el Desarrollo de la Inteligencia, quien asume la medición en el conflicto puede ser la persona encargada de la Dirección, de Orientación y Psicología, así como Profesores Guías y, en algunos casos, hasta un compañero líder positivo, amigo de ambas partes y conocedor de la situación.

La mediación busca que ambos grupos lleguen a un acuerdo por consenso, sin presiones externas y se comprometan a cumplir con lo pactado para resolver el conflicto, manteniendo relaciones de respeto a las diferencias. Es recomendable dejar por escrito el proceso y firmar los acuerdos delante de testigos que pueden ser parte del grupo, con apoyo de personas adultas. También se recomienda que los mismos negociadores puedan elegir a los adultos que prefieren que les representen y sirvan de testigos en el proceso.

Certificación de Espacios Libres de Bullying

La violencia escolar está presente en todos centros educativos, sin importar el nivel socioeconómico, ubicación geográfica o ideología educativa. Puede verse reflejada como violencia física, psicológica, social, patrimonial y sexual. Se etiqueta como bullying o acoso escolar, cyberbullying o acoso cibernético, grooming, sexting y llega hasta la pornografía infantil, tráfico de estupefacientes y agresiones con arma.

La falta de información, el desconocimiento de los derechos y deberes de los estudiantes, la incorrecta implementación de canales de comunicación adecuados entre el centro educativo y las familias, la inoperancia práctica de los protocolos de actuación, y la falta de empatía ante hechos concretos que requieren intervención especial, dificultan el abordaje positivo que permite transformar los centros educativos en espacios seguros.

Mediante procesos continuos de mediación, capacitación, prevención, reacción y trabajo de reinserción en el aula, el Modelo de Mediación para la Prevención de la Violencia Escolar proporciona a toda la comunidad educativa las herramientas necesarias para disminuir radicalmente los casos y efectos de la violencia intraescolar, sin afectar el normal desarrollo cognitivo, social y académico de los estudiantes.

Comunicación y Liderazgo

Cuando se habla de liderazgo surge la pregunta: ¿La persona líder nace o se hace? En todos los entornos de convivencia social se generan liderazgos que son necesarios para influenciar e impactar la conducta y acciones de otras personas, dentro de un marco de códigos establecidos en una comunidad, empresa, iglesia o centro educativo.

Por lo tanto, hay factores que inciden en el desarrollo de un buen líder e implica sentimientos, intereses, aspiraciones, valores y actitudes básicas de las relaciones interpersonales. Existen diferentes tipos de liderazgo de acuerdo con la posición, los atributos personales, carisma y experiencia.

Lo importante es ser o llegar a ser un líder efectivo que motive y mueva a su gente hacia ideales comunes y, de ahí surge la necesidad de lograr una comunicación asertiva, que comprende diferentes aspectos de la comunicacación verbal y no verbal. En fin, lo deseable es llegar a ser un líder carismático.